viernes, 23 de abril de 2010

FORMAS DE TRABAJO CON EL TAROT (II)


1ª Forma:CONTEMPLACIÓN PASIVA
Esta forma de trabajo con el Tarot es la más sencilla de todas, aunque no por ello, menos efectiva.Quizá por esta causa es la más recomendada para los principiantes, sobre todo si no están familiarizados con las disciplinas del Tarot.

El Método consiste en la observación o contemplación de un arcano del Tarot, al tiempo que se hace un esfuerzo para apartar de la mente cualquier pensamiento que pudiera distraernos, permitiendo así que el arcano ocupe la totalidad de la mente.

El hecho de fijar la atención de manera consciente y voluntaria en uno de los arcanos del Tarot permite que la mente sintonice con su frecuencia vibratoria característica para que el iniciado pueda así extraer de su subconsciente, para hacer uso de ella, la cualidad que representa cada arcano.

Dichas cualidades pueden ser la fuerza de voluntad de El Mago, el poder de El Emperador,la fortaleza espiritual de La Fuerza, la intuición de La Sacerdotisa y así sucesivamente.

Utilizando este sistema de trabajo de manera apropiada y constante, el iniciado puede ser capaz de generar cambios intensos en su personalidad. Tan solo precisa dedicar entre 3 y 5 minutos diarios a la contemplación pasiva, un ejercicio que permite modificar las actitudes, los estados de ánimo y, en definitiva, la personalidad del individuo.

Hay que tener en cuenta que no es en absoluto aconsejable exceder el tiempo de meditación indicado, puesto que la fuerza que se libera es muy poderosa como para ser controlada de forma consciente y podría dar lugar a desequilibrios en la vida del iniciado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario